El Coronavirus lo cambió todo, incluso los formatos en los que se presentan las nuevas colecciones de moda. Es tan evidente la transformación, que algunas firmas han optado por dar un vuelco hacia lo digital, apostando por nuevas plataformas y experimentos en contenido. En el caso de Schiaparelli alta costura otoño 2020, las prendas no se confeccionaron, pero sí se ilustraron. El resultado es un vistazo a las nuevas siluetas representadas de otra forma, sin la necesidad de tocar las telas pero sí de pensarlas y sentirlas. La moda más allá de la imaginación, sin duda.

View this post on Instagram

Collection Imaginaire Haute Couture Fall-Winter 2020/21 by @danielroseberry On June 29th, 2020, I woke up early, got ready in my New York apartment on 12th street, put on my mask and headed outside to face another day of life in quarantine. Three months ago I was marooned in New York while taking a quick trip back to the States. Since then I have bee living in isolation while Maison Schiaparelli took a hiatus. Everyone has their own lockdown story, some harrowing, some tragic, some utterly lonely. The luckiest of us have been able to spend this time in nature, far removed from city life. My own experience was shared with millions of other Manhattanites: It was privileged, but nothing extraordinary. What was extraordinary, however, was the ability to walk into Washington Square Park on a Monday morning and sketch out an entire Couture collection. Life today is lived according to opposites; the pandemic has inverted everything we knew. Now, instead of a team to execute this collection, I just have my own imagination. Instead of the Place Vendome in Paris, it’s been designed and sketched on a park bench. Everything has changed, but imagination, and the drive to create, has never been more relevant, or more profound. This collection is a tribute to that impulse to create. It’s also why the world of Schiaparelli has never felt more reflective of our time. Elsa’s commitment to the surreal, her fascination with inverting our everyday reality, has never been more timely. This collection is full of tributes to her work and her obsessions, done in my way, on new terms. Someday very soon, I will venture back to Paris and hand these styles off to the Atelier. We will make a portion of these and take them around the world to share with our valued clients and stylists. Imagination and dreams can be profound, but they are even more so when they guide us into action. Without putting our dreams into practice, these abstractions would be denied their ultimate power. Watch the full video now on Schiaparelli.com and IGTV Film directed by @christophe_tiphaine Music & sound design: @benbrunnemer Motion design: @sprlvrs Video capture: @alexrapine

A post shared by Schiaparelli (@schiaparelli) on

Después de que Daniel Roseberry fuera elegido como director creativo de la firma, en la cuenta de Instagram oficial publicaron una declaración suya en la que mencionaba la maestría para reflejar el caos en prendas modernas por parte de Schiaparelli, al igual que algunas preguntas en torno a la concepción del arte y de qué forma la gente vestiría para el final de los tiempos. Al parecer, esa frase figuró como el primer paso de inspiración para crear una colección que, aunque no lo creas, inició gracias a su imaginación.

Schiaparelli

La idea detrás de Schiaparelli alta costura otoño 2020

Esta historia se convierte en lo que pudo haber sido una colección. Por supuesto que la marca no contaba con los recursos usuales para el desarrollo y, además, Daniel Roseberry no ha tenido contacto con su equipo desde el inicio del confinamiento. Para cumplir con el objetivo, este director creativo creó una serie de ilustraciones que fueron aceptadas en París y que, además, las prendas ahí puestas serán llevadas a confección bajo pedido una vez que la nueva normalidad ya sea más normal. Se busca que los demás diseños hagan un tour por el mundo, y que algunos de ellos queden reservados para la temporada de premiaciones (a ver cómo lucen esos eventos post covid-19).

Contrario a lo que muchas casas de moda están haciendo en estos tiempos de crisis y pandemia, inspirarse en las piezas atemporales y que sean insignia de las marcas, la colección Schiaparelli alta costura otoño 2020 busca desobedecer y romper con las reglas. Esta firma se ha destacado, desde sus inicios, por encontrarse en una búsqueda de personalidad, esencia y caos en lo mejor de la belleza. Nada se hace bajo ideas preconcebidas, sino que hay una serie de experimentación detrás para llegar al desarrollo de creaciones nunca antes vistas. El objetivo es reflejar el desorden, sí, pero también la paz que llega posterior a la prueba.

Si algo ha definido al Haute Couture es, precisamente, la búsqueda de personalización y de expresión única. Por eso mismo, entre las creaciones de Schiaparelli sobresalen los volúmenes en nuevas apuestas del clásico core sirena, llevando el foco hacia la parte superior y los hombros; un collar que desencadena en un vestido, un cinturón suspendido en una falda, la presencia surreal de la estructura y líneas geométricas y hasta la inspiración en novias a través de un velo que es tocado a la vez. ¡Una belleza!

Schiaparelli
Schiaparelli
Schiaparelli
Schiaparelli
Schiaparelli
Schiaparelli
Schiaparelli
Schiaparelli
Schiaparelli
Schiaparelli
Schiaparelli
Schiaparelli
Schiaparelli
Schiaparelli
Schiaparelli
Schiaparelli
Schiaparelli
Schiaparelli
Schiaparelli
Schiaparelli
Schiaparelli
Schiaparelli
Schiaparelli
Schiaparelli
Schiaparelli
Schiaparelli
Schiaparelli
Schiaparelli
Schiaparelli
Schiaparelli

Para encontrar inspiración más allá de lo evidente, la colección Schiaparelli alta costura otoño 2020 llega como una solución que no querrás perder de vista. Encuentra en estas increíbles ilustraciones todas las ideas más originales para cambiar las reglas y transformar el arte en estilismos de ensueño. Te propongo, sin duda, que conozcas más sobre la historia de la marca y su sello en el empoderamiento de la mujer desde sus inicios. Ahora sí, echa a volar tu mente y deja que lo mejor de la moda te conquiste.